Los principales partidos de centro-derecha denuncian la situación en Venezuela y exigen una transición democrática

Bruselas · 28 de Octubre 2016

/home/pablogir/public html/idc/web/app/uploads/2016/10/1016

Bruselas, 28-10-2016. La Internacional de Partidos Demócratas de Centro (IDC-CDI) y la Unión Democrática Internacional (IDU) han denunciado hoy, en una declaración conjunta, la situación de crisis política, social y económica a la que se enfrenta Venezuela, exigiendo al gobierno del país garantizar las libertades de los ciudadanos, el respeto a la ley y la libertad de todos los presos políticos.

La declaración, Devolviendo la Libertad, Democracia y Prosperidad a Venezuela, responsabiliza al régimen de Maduro de la crisis que atraviesa el país “por la corrupción, nepotismo y mala gestión” y recuerda que “a pesar de sus importantes recursos naturales y petrolíferos, los venezolanos están sufriendo enormemente”.

El Presidente de la IDC-CDI, el ex mandatario colombiano Andrés Pastrana, ha afirmado que “queremos lanzar un contundente mensaje al gobierno de Venezuela para que permita una transición democrática y pacífica en el país, así como el normal funcionamiento y la independencia de las instituciones”.

En este sentido, el manifiesto conjunto denuncia la reciente decisión del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela de “inconstitucionalmente” posponer el referéndum revocatorio y subraya que las instituciones gubernamentales constantemente bloquean e ignoran la legislación, recordando que la oposición venezolana, unida en torno a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), ganó las elecciones celebradas el pasado diciembre.

El Secretario Ejecutivo de la IDC-CDI y Secretario General del Partido Popular Europeo (PPE), Antonio López-Istúriz White, ha manifestado que “nuestra prioridad es apoyar a los venezolanos a salir de esta grave crisis creada por un gobierno populista e irresponsable que está llevando al país a una situación de colapso. Lamentablemente, Venezuela es un claro ejemplo del daño que pueden causar los populismos cuando llegan al poder. Su gestión se traduce en recorte de libertades, creación de pobreza, autoritarismo y encarcelamiento del que piensa distinto.”

La declaración conjunta exige el respeto a la independencia e inmunidad de los miembros de la Asamblea Nacional, el acatamiento de la ley, la puesta en libertad de todos los prisioneros políticos -incluyendo Antonio Ledesma, Daniel Ceballos y Leopoldo López-, así como el comportamiento no violento de militares y policía. Asimismo, pide garantizar las libertades, los derechos humanos y el acceso de los ciudadanos a la ayuda humanitaria. El acatamiento del orden constitucional y el derecho soberano a votar en unas elecciones libres, justas y transparentes deben ser precondición para el diálogo entre las partes implicadas, según el texto.

LA IDC y la IDU representan a más de 150 partidos demócrata-cristianos, conservadores y de centro-derecha de todo el mundo.

 

 

DECLARACIÓN:

Declaración conjunta de la Unión Internacional Demócrata (IDU) y la Internacional Demócrata de Centro (IDC-CDI)