La IDC-CDI rechaza actos perpetrados contra los Derechos Humanos en Cuba

Cuba · 23 de Febrero 2017

/home/pablogir/public html/idc/web/app/uploads/2017/02/2302

Ante la decisión de las autoridades cubanas de impedir un evento de reconocimiento a destacados personajes que han luchado a favor de la democracia y los derechos humanos en latinoamérica, la Internacional Demócrata de Centro IDC-CDI declara:

 

1.Su solidaridad con la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia y con su presidenta Rosa María Payá, hija del líder demócrata, Oswaldo Payá, ante la decisión de las autoridades cubanas de impedir la ceremonia de entrega del Premio Oswaldo Payá en la Habana.

 

2.Su apoyo a la iniciativa de los jóvenes latinoamericanos por entregar un reconocimiento al expresidente de Chile, Patricio Aylwin, así como al Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, por su compromiso con la democracia y los derechos humanos.

 

3.Protestamos por la decisión de las autoridades cubanas, de prohibir el ingreso a Cuba, del expresidente de México, Felipe Calderón, invitado al evento, así como de la ex Ministra de Educación de Chile, Mariana Aylwin, hija del expresidente chileno Patricio Aylwin, quien recibiría el galardón por su lucha en favor de la democracia.

 

4.Nos solidarizamos con el expresidente de México, Felipe Calderón y con Mariana Aylwin y valoramos la protesta de los gobiernos de Chile y de México, ya que la medida del gobierno cubano es inaceptable para estos países, que mantienen relaciones diplomáticas y consulares con Cuba.

 

5.La IDC-CDI reitera su posición a favor del respeto a los derechos humanos y las libertades públicas de los cubanos opositores, que promueven un proceso de democratización pacífico en Cuba.

 

6.La IDC-CDI solicita la inmediata liberación del vicepresidente de ODCA y líder del Movimiento Cristiano de Liberación (MCL), Eduardo Cardet, detenido arbitrariamente y sometido a un juicio que no cumple con los principios del debido proceso.

 

7.La IDC-CDI se une a la demanda de libertad de Amnistía Internacional que ha declarado a Eduardo Cardet, „prisionero de conciencia“ por estar encarcelado „solamente por el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión“.

 

8.La IDC-CDI reitera su posición y apoyo permanente a favor de la democracia, la libertad y los derechos humanos en Cuba y reitera su solidaridad con todas las fuerzas disidentes que luchan pacificamente por estos objetivos.