GABÓN

Gabón · 09 de Septiembre 2016

/home/pablogir/public html/idc/web/app/uploads/2016/09/0916

La IDC-CDI, Internacional Demócrata de Centro, así como el conjunto de la comunidad internacional, esta legítimamente conmovida por los disturbios y enfrentamientos que han tenido lugar en Libreville y en Port Gentil, después de la publicación de los resultados de las elecciones presidenciales.

 

La victoria del Presidente, Ali Bongo, con un 49,80% de los votos. Contra un 48,23% de su rival, Jean Ping, ha sido anunciada  por la Comisión Electoral Soberana de Gabon el 31 de Agosto pasado.

 

Durante el proceso de la publicación de los resultados, fue incendiado y totalmente destruido el Parlamento, símbolo real de la Democracia y unidad nacional, y es un acto grave que debe inquietar a todos los demócratas.

 

Gabon es un país estable y pacifico, en el corazón de una región tocada por la violencia y siempre ha participado como pacificador y mediador en numerosos países y conflictos en Africa Central.

 

Como lo ha expresado muy bien, el Arzobispo de Libreville, Moseñor Basile Mve Engone, ” el no respeto a la Constitución Nacional, de la ley o veredicto de las urnas allí donde las elecciones han sido libres, justas y transparentes, manifiesta un incumplimiento grave de gobernanza y significa una falta de competencia en la gestión de la cosa pública”.

 

La IDC-CDI, donde el Partido Demócrata de Gabon, PDG, es un miembro activo, llama a los candidatos a la prudencia.

 

La IDC-CDI apela a una salida de la crisis, a través de la colaboración de otros líderes africanos de la region de Africa Central,junto a la colaboración de las autoridades de Gabon, con el fin de normalizar y estabilizar la situación, a través de un diálogo constructivo entre las partes y el país vuelva a la normalidad de la que nunca debió salir, por el bien de todos los ciudadanos.